jueves, agosto 30, 2007

Recordando a
Carlos Pellicer



“Agua de Tabasco vengo,

Agua de Tabasco voy,

De agua hermosa es mi abolengo

Y es por eso que aquí estoy,

Dichoso con lo que tengo".




Nació el 4 de Noviembre de 1897, en Villahermosa, estado de Tabasco (México). Enclavada en la ribera del río Grijalva, con clima tropical, abundancia en agua y exuberante vegetación, amó a su tierra fuente de su gran inspiración.
Su dedicación a la poesía fue desde temprana edad. Cursó sus primeros estudios en la ciudad de México, Recorrió Sudamérica, Europa y Asia complementando su preparación. Paso muchas penurias para poder estudiar.
Sus padres fueron Carlos Pellicer Marchena, de oficio farmacéutico, su madre Delfina Cámara, a quién admiró por su gran carácter, su simpatía, pero sobre todo por su gran amor al prójimo; influyendo en su vida poética, le enseñó las primeras letras, a leer versos y a ejercer actos de bondad.
Fundo el grupo solidario del movimiento obrero junto a Vicente lombardo toledano y diego rivera, entre otros.
Contó como docente de Literatura e Historia, y la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de México como profesor de Poesía Moderna.Como museólogo, siete museos le deben su existencia, entre los que merecen citarse: el Parque Museo de la Venta, en Villahermosa, representativo de la cultura olmeca (1958), la Casa Museo Frida Kahlo, en coyoacàn, ciudad de México (1964) y el Anahuacalli, de arte prehispánico (1964).
Desde 1953, fue miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, siendo nombrado, en 1964, Presidente del Consejo Latinoamericano de Escritores en Roma, recibiendo ese mismo año el Premio Nacional de Literatura.Representante de la lírica mexicana, escribió con sensualidad, emoción y sentido religioso, sobre temas tales como el sol, la selva y los ríos. Lo admiro por su amor a la naturaleza en toda su expresión, cualidad que deberíamos imitarle, ya que nuestro planeta necesita ciudadanos más conscientes, que valoren y rescaten el medio ambiente, hábitat imprescindible para la supervivencia del ser humano.
Perteneció a la generación de intelectuales mexicanos conocidos como “Los Contemporáneos”, pero se diferenció de ellos para elaborar una poesía que irradia belleza en la contemplación del universo.
Su obra literaria es muy amplia, al ir investigando sobre este personaje, nos hemos dado cuenta de lo interesante de su poesía, pues nos traslada y nos pone en contacto con la naturaleza descrita en su antología Colores en el mar, además trasmite una gran calidad humana debido a su gran sensibilidad, y pasión por los viajes, por lo que deducimos lo inquieto de su espíritu.
Carlos Pellicer Cámara muere a la edad de 80 años en la ciudad de México el 16 de febrero de 1977, sus restos descansan en la Rotonda de los Hombres Ilustres.
Su obra literaria e investigación arqueológica han sido una importante aportación a la humanidad.



“Tabasco en sangre madura
Y en mi su poder sangró,
Agua y tierra el sol se jura;
Y en un nubarrón de espesura
La joven tierra surgió.”

1 Comentarios:

Blogger El Animal dijo...

Si, muy buena la reseña que ponen, pero, que pasa???
Ya una semana y no hay nada nuevo por aca.
Si les falta personal yo puedo ayudarles.

Saludos.

9:02 p.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal